Blog

Más pequeñas bailarinas

Escuchando música me gusta trabajar en otras pequeñas bailarinas.¡El proceso de creación es el más atrayente! Cuando están acabadas me encanta mirarlas...¡Soy bastante autocrítica y tomo nota para modificaciones y ajustes!

¡Más cosillas prácticas!

Estas son para gafas, lentes, anteojos...según dónde nos encontremos...¡No dejo de usar la mía!

Guardar y proteger

¿Por qué no hacer cosas prácticas? Mi regalo de Navidad me dio la idea...¡una funda para la tablet! La hice con patrón, sin costuras. Luego vinieron las otras, para los ebooks, de mi hijo pequeño y el mío propio. Siempre con motivos diferentes. Me gusta poco repetir.

El árbol con hojas

Este es uno de mis primeros tapices en fieltro modelable. Me inspiré en un cuento de Fernando Alonso (no el corredor), "El árbol sin hojas" que narré muchas veces a mis alumnos y que representábamos después a través de diferentes técnicas plásticas. Me dije ¡por qué no en fieltro! 

Campo de amapolas

Navegando por el cyberespacio a veces veo imágenes que me inspiran y me gusta llevar al fieltro. Con algunas es fácil, con otras no tanto.  Con este cuadro  el flechazo fue inmediato. Hice un tapiz inspirado en la pintura de Shirley Novak, artista estadounidense. El proceso lleva hasta el enmarcado que hizo mi socio de taller wink


 

Mis pequeñas bailarinas

El tema de la danza siempre me gustó. Bailar es sentir con el movimiento, es transmitir sentimientos con el cuerpo. 

Crocheteando mándalas

Los mandalas o mándalas son representaciones simbólicas espirituales y rituales utilizadas en culturas y religiones desde tiempos remotos. Mándala es un término de origen sánscrito.

 Uno de los significados es círculo y simbolizaría la armonía que los elementos que en ellos se integran.  Por ello es utilizado en la relajación.

 Estos que tejí en crochet o ganchillo  me acompañan en el taller desde el principio.

 

Margaritas

La inspiración la tuve viendo un cuadro en Internet. Me gustan mucho las margaritas, por sencillas, nada pretenciosas y alegres. Pensé que llevarlas al fieltro sería divertido y creativo. el resultado me gustó y disfruté mucho.

Punto cruz

Sobre arpillera, bordado con lana, una imagen tierna. Me gustan los  caballos, me parecen unos animales orgullosos, imponentes y bellos. Este tapiz tiene más de 30 años. Vino en la maleta, un poco arrugado, un poco maltrecho pero arrastrando con él recuerdos de otras épocas. Como conservo el patrón, en algún momento haré otro. Mi socio lo restauró, enmarcó y colocó en un lugar preferente del taller.

Comodidad y calidez

Cojines pequeños y un poco más grandes , cálidos, suaves y mullidos. Tejidos con dos agujas, de ganchillo y de fieltro húmedo. Algunos alegres y otros más sobrios.

Páginas